17/12/14

La música nos hará libres

Foto de Marcos Molina
Nos encanta tocar el bombo. Es sencillo, suena siempre que le arreas con la maza. Es gregario; de motu propio solo hace ruido. En la vorágine de la orquesta pierde protagonismo, pero nunca te falla, siempre sabes a qué atenerte. No como esos instrumentos del demonio con teclas, con cuerdas, con miles de formas de hacer música con ellos. El mismo violín suena diferente en función del violinista o la orquesta en la que se integre. El bombo no, el bombo no defrauda.

24/11/14

La aceituna rellena del taxi

Si conduces por la ciudad a las cinco de la mañana, cuando todo el mundo está en la cama, tardarás menos en llegar a los sitios, conducirás más relajado, tendrás una perspectiva diferente en tus desplazamientos... Pero no habrás inventado nada. Las calles ya estaban ahí cuando el resto del mundo se fue a dormir. Tendrás que seguir parándote en los semáforos en rojo y los límites de velocidad serán los mismos. Solo has tenido la feliz y eficaz idea de realizar tus traslados de noche. Eres el más listo de la clase, pero ponte el cinturón, párate en los semáforos, no salgas sin seguro ni a la puerta de tu casa sea la hora que sea.

27/10/14

Nadie hablará de nosotros...

Es más alto que el resto –tampoco demasiado–, jaro y pelado a tazón. Se le ve un poco huraño, muy serio. Para ser un niño de seis años se toma todo demasiado a pecho. Alguien en el recreo le ha llamado lechero y casi le pega. No sé por qué le llama lechero y tampoco por qué no le gusta que se lo llamen. Es nuestro primer año de escuela, primer año en un colegio público de mediados de los sesenta: leche en polvo y "Cara al sol". Él ya es un tipo duro.

23/10/14

Nada que romper

Hoy, de refilón, he oído, en una de las múltiples tertulias radiofónicas matutinas, que alguien está buscando, propiciando o pretende, si pudiese, la ruptura del pacto constitucional. Parece ser que a esta gente que busca la ruptura ya no les valen aquellas cosas tan bonitas que se consensuaron entonces y que hablaban de soberanía popular, de respeto, de justicia, libertad, igualdad... y que vinieron a vertebrar la convivencia, tan complicada siempre, de todo hijo de vecino en esta nuestra amada y siempre incomprendida España.

15/7/14

Como pollo sin cabeza

Toda actividad humana ha debido tener un comienzo en algún momento y una evolución posterior para adaptarse a los nuevos tiempos. Algunos oficios, como consecuencia del devenir de los tiempos, han ido desapareciendo o dando paso a nuevas formas de entender la actividad que desarrollaban. Imagino los primeros asentamientos en núcleos urbanos y como debieron ir surgiendo todo tipo de negocios y servicios nacidos de las necesidades que la comunidad demandaba y del ingenio de un emprendedor con la idea que las satisfacía.

16/6/14

Dicen que el poder corrompe

¡La imaginación al poder! Gritos, sirenas, adoquines, grises, caos... Barbas, pelos largos, vestidos raros, dictadores, revolución... Bonitas canciones, bonitas palabras... Rancios y violentos mandamases. Viejas y acomodadas ideas atropelladas por una juventud que no teme nada, que quiere cambiar el mundo.

11/6/14

Taxi, debate inventado

Hoy hay convocada una huelga de veinticuatro horas en el sector del taxi de media Europa. Es curiosa –desesperante, indignante si formas parte del sector– la manipulación mediática, la desinformación con la que ha saltado este asunto a los medios. ¿Cual es el motivo de esta manipulación? Evidentemente, si juegas con trampas la posibilidad de ganar es más alta.
A ver si consigo explicarme.

19/5/14

Puro teatro

 Las elecciones europeas nunca han despertado nuestra curiosidad, la abstención campa a sus anchas. En las del domingo, además, no votar será la forma que tendrá una gran parte del electorado de mostrar su indignación.

5/5/14

Saquitos de tierra

Se sentía como Paco Martinez Soria en "La ciudad no es para mí": solo, descolocado, extraño... Por suerte, solo se quedaría tres días. Pasó a una de las pensiones que abundaban en la zona y allí encontró habitación. Fue al tomarle la filiación, al ver su procedencia, cuando el dueño le dijo que por sistema no admitía inquilinos de su pueblo. No acabó de comprender las explicaciones que el casero farfullaba con desgana. Solo, descolocado, extraño y ahora asustado. El frío de febrero, lo avanzado de la hora y el dueño de una pensión con prejuicios no le ayudaron mucho en su primera estancia en la capital.

27/1/14

El trabajo dignifica

Carteles que recordaban a todos que “el trabajo dignifica” en el campo de exterminio de Auschwitz
 "La Comisión Europea ha avisado este martes de que encontrar trabajo en España y en otros estados miembros no es una garantía suficiente para salir de la pobreza."
El trabajo dignifica. Debe ser por eso por lo que algunos se empeñan en que lo hagamos gratis. Debe ser que cobrar un salario digno por nuestro trabajo no dignifica (que extraña paradoja). Deben pensar que nos vale con tener a donde ir cada mañana, aunque nuestra familia no pueda comer. Deben creerse, de verdad, que solo somos números y que solo es cuestión de explicárnoslo bien para que nosotros también lo creamos.

9/1/14

Sombras por todas partes (II)

Vámonos, pues, por eso, a comer yerba,
Carne de llanto, fruta de gemido,
Nuestra alma melancólica en conserva.
Vámonos! Vámonos! Estoy herido;
Vámonos a beber lo ya bebido,
Vámonos, cuervo, a fecundar tu cuerva.
Intensidad y altura, César Vallejo.

4/1/14

Sombras por todas partes (1)

   Quiero escribir, pero me sale espuma,
   Quiero decir muchísimo y me atollo;
   No hay cifra hablada que no sea suma,
   No hay pirámide escrita, sin cogollo.
   Quiero escribir, pero me siento puma;
   Quiero laurearme, pero me encebollo.
   No hay voz hablada, que no llegue a bruma,
   No hay dios ni hijo de dios, sin desarrollo.
   Intensidad y altura, César Vallejo.-
    Imagen: Guervós