26/11/12

Vergüenza y pena

Vergüenza y pena. Son los sentimientos que se me vinieron a la garganta tras las manifestaciones de septiembre ante el congreso de los diputados. En aquel atragantamiento vomité la entrada "Perdidos" en este  mi-vuestro blog.
No sé inventar. No tengo el talento, la creatividad y la imaginación que se necesita para inventar. Mi cerebro no da para tanto. Las entradas de este blog las vomito. Las reflexiones, los sentimientos que dan lugar a estas entradas son viscerales, me vienen de las tripas, del estomago. Me suben a la garganta y necesito vomitarlos para no ahogarme.
Comienzo esta entrada porque vuelvo a tener la glotis saturada.