7/12/12

De la zaranda al paro, del paro a...

Julian comenzó en la zaranda cuando solo contaba con doce años; en enero cumple cincuenta y seis. Nunca  antes había estado parado. En los últimos cuatro años, a trabajado diez meses salteados en periodos que van de quince días hasta un máximo de mes y medio. Desde agosto, nada.
Es menudo, vivaracho y entrado en carnes, pero con una vitalidad envidiable. Tiene dos hijos. La mayor, la chica, se casó el año pasado. Es auxiliar administrativo, y van tirando. Al pequeño, de veinticuatro años, le arroyó el tren de la burbuja inmobiliaria que, junto al vagón del fracaso escolar, a arrasado con gran parte de su generación.

3/12/12

Hospital de Tomelloso: nadie escucha a nadie


Desde que el gobierno de Castilla la Mancha hiciera pública la idea de privatizar la gestión del hospital de Tomelloso, la inquietud se ha instalado entre los habitantes de su comarca. 
No sé si con la gestión privada de nuestro hospital mejorará el servicio al ciudadano, es posible, como lo ha sido en otros servicios públicos que se gestionan así. Ojalá les salga bien y el ciudadano se beneficie de ello, ya que, según parece, la cosa no tiene vuelta a atrás.
El domingo pasado, la Coordinadora en defensa de la sanidad pública de la comarca convocó otra manifestación para protestar por el cambio de gestión que prepara la junta. Allí estuve con mis vecinos.

26/11/12

Vergüenza y pena

Vergüenza y pena. Son los sentimientos que se me vinieron a la garganta tras las manifestaciones de septiembre ante el congreso de los diputados. En aquel atragantamiento vomité la entrada "Perdidos" en este  mi-vuestro blog.
No sé inventar. No tengo el talento, la creatividad y la imaginación que se necesita para inventar. Mi cerebro no da para tanto. Las entradas de este blog las vomito. Las reflexiones, los sentimientos que dan lugar a estas entradas son viscerales, me vienen de las tripas, del estomago. Me suben a la garganta y necesito vomitarlos para no ahogarme.
Comienzo esta entrada porque vuelvo a tener la glotis saturada.

25/10/12

Parapléjicos, el ambulanciero y la camarera

Como siempre, hago tiempo en la sala de espera de radiología, en la tercera planta. Las cuatro o cinco personas que se encuentran en la sala miran atentamente la tv; Rajoy habla en el parlamento, parece importante. Hemos llegado pronto, hoy terminaremos antes.
El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo no es un hospital al uso. El hecho de que esté enfocado expresamente al tratamiento y rehabilitación de lesionados medulares le hace diferente. Cuando llegas por primera vez a Parapléjicos, lo que mas impacta a primera vista es la cantidad ingente de pacientes que deambulan por todas sus dependencias a lomos de su silla de ruedas, además de la juventud de estos. Cuando vienes a ingresar a alguien cercano, debido a un fatal accidente de trafico del que sabes que acarreará secuelas graves, la primera impresión te puede dejar un poco tocado.

6/10/12

Perdidos

No sé en que momento nos hemos perdido. Miro a mi alrededor y no reconozco nada de lo que veo. Tampoco me gusta casi nada. No es aquí donde queríamos venir.
Corremos como pollo sin cabeza: chocando y cayendo, caminando en circulo y tomando calles de las que desconocemos su destino o metiéndonos en callejones sin salida. Abrimos puertas que deberían permanecer cerradas y cerramos otras, con siete candados, que deberían estar abiertas de par en par.
Yo al menos, me he perdido. Quiero pensar que todos andamos un poco perdidos, que no es solo cosa mía.

17/9/12

El penalti más caro del mundo

"Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades."
Tienen más cara que espalda. Que sepan gobernar, visto lo visto, es más que discutible, pero seguro que tienen masters en psicología de masas. Si existiera un Nobel que premiara la manipulación de la psique colectiva, el autor de la frase "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades" sería un serio candidato al galardón. El autor no se levantó un día y lanzó la frasecilla al tun tun; le podría haber salido un "he vivido" y entonces no hubiera tenido mas remedio que asumir sus responsabilidades. O podría haber implicado a un colectivo mas concreto y decir "banqueros y políticos hemos vivido", pero también le concernía demasiado directamente.

12/9/12

Nunca te des por vencido



La frustración que genera un ambiente tan negativo como el actual nos lleva a la resignación, a la derrota. Nos vamos encorvando, vamos inclinando los hombros y perdiendo la fe. Esto nos lleva a aceptar situaciones que de ninguna manera hubiésemos aceptado con los hombros en su sitio.

20/8/12

Pasquines y cristales rotos

El velo semitransparente
del desasosiego
un día se vino a instalar
entre el mundo y mis ojos.
Yo estaba empeñado en no ver
lo que vi, pero a veces
la vida es más compleja
de lo que parece.

Jorge Drexler

En épocas difíciles, como la que nos está tocando vivir, las posturas se radicalizan. Tendemos a refugiarnos en lo simples y fáciles de comprender que son las posiciones extremas.

13/7/12

Lo que no quiero ser


Desde el Pirulí se ve un país
confundido y feliz, de perfil.

Que anda descubriendo como es,
aunque sepa muy bien lo que no quiere ser.

V.M. S. José


Saber lo que no quieres ser es el primer paso para descubrir quien eres.
–Eso está muy bien cuando aún eres un adolescente con acné, al que le derrapa la voz y le tiemblan las rodillas cuando ve una minifalda. 

28/6/12

Rincones de la memoria

Hoy he cobrado mi primer sueldo: 500 pesetas por una semana de trabajo. Aunque parezcan poco tres euros, si desglosamos mi actividad, cualificación y horas dedicadas, puede que no sea un sueldo tan minúsculo.
De lunes a viernes tenemos una jornada de entre once y doce horas diarias. El sábado, hasta medio día. Hoy, domingo, solo hemos dedicado, el compañero y yo, unas dos horas a visitar clientes con los que mi jefe tiene facturas pendientes de cobro. A la vuelta, tras entregar al jefe lo cobrado, nos ha pagado la semana. La tarde del sábado y la del domingo las hemos tenido libres.

19/5/12

El prestador de pescado

Imagino un clan neandertal racionando comida y agua, aprovechando al máximo las pieles que les cubren cuando la caza no ha sido buena o la sequía provoca una crisis de alimentos y sustento hídrico. Evidentemente el clan neandertal no se limita a recortar raciones; saben que si la situación de crisis empeora, o se prolonga en el tiempo, los recursos disponibles serán cada vez mas escasos. Saben que no pueden limitarse a aprovechar al máximo lo poco de que disponen y sentarse a esperar. Saben que las necesidades son las que son, y la supervivencia depende de su capacidad para encontrar nuevas zonas de caza, nuevas fuentes de agua o fabricar herramientas mas eficaces que les permitan optar a mejores piezas de pescado. Podrían abandonar al miembro mas anciano del grupo; se muestra débil y consume mas de lo que aporta.

13/5/12

Héroes y piratas

Viñeta de xurxo
Todos los piratas tienen
atropellos que aclarar,
deudas pendientes y asuntos

de los que mejor no hablar.
J.M SERRAT

En el taxi, como en los mares del sur del siglo XVII, abundan los piratas.

26/3/12

No quiero que me salves


Un político puede ser de derechas, puede ser de izquierdas, de centro, de arriba o de abajo... Lo que no debería ser es gilipollas (perdón).
Entre los políticos españoles la autocrítica brilla por su ausencia. Resulta patético ver como todos dicen que han ganado después de unas elecciones. En lo último que piensan es en porqué la gente les ha votado o ha dejado de votar.

23/1/12

El taxi eres tú

En la entrada titulada "Parque móvil" que publiqué en el mes de octubre, me planteaba hasta que punto tener vehículos propios, tanto en empresas, en organismos públicos o para el uso privado de particulares resultaba eficiente. De una manera muy somera daba mi opinión al respecto. En mi opinión, el uso que hacemos del vehículo propio constituye un lujo del que no somos totalmente conscientes.

13/1/12

Antonio


Recuerdo cuando de niño los domingos por la tarde cogíamos una silla de casa y nos íbamos a la tienda de la señora María a ver la tele, la única condición era que te tenías que comprar algo –como diría Rajoy, chuches–. Cuando íbamos a permanencias también nos llevábamos nuestra silla.